Buhardilla

Buhardilla

Seguidores

martes, 28 de agosto de 2012

OTRA CARTA MÁS, DE MI ÚLTIMO LIBRO




OTRA CARTA MÁS, AMIGOS




(MI MEDIA NOCHE, 6 DE TU NUEVO DÍA) (VIII )



1 de marzo
Mi vida se fue contigo. ¿A donde? No lo se… Solo se, que sobrevivo imitando al pequeño payaso que existe en todos nosotros. Río, lloro, canto, sueño y  espero…

Los recuerdos, vuelven a mí y hacen  que mis pensamientos se conviertan en  dulces cantos,  de alegría, de nostalgias, llenos de esa felicidad que tuve entre mis manos y de esa tristeza que nubla mis ojos.  La muerte, la que termina con todo. Llegó y se llevó esa ilusión  

Nada pasó entre nosotros… Fue un lindo juego. Pero aun así fue muy tarde nuestro encuentro. Demasiado tarde para los dos… Pero llenó de luz tu vida, no puedes negarlo. La mía… La transformaste. Haciendo, que floreciera en ella, la alegría perdida, el perfume  y el color de la naturaleza, fuera, como la palestra de un artista, en espera de la inspiración para plasmar su obra.

Nada podías brindarme… Solo tu amargura… Nada podía darte… Solo mi soledad, mis sueños… Pero, aun así, fui feliz, muy feliz. Sabía que, solo podíamos vivir el momento. Que tú, tendrías que partir y que yo, no podría retenerte. Que aunque hubiésemos querido, no podíamos estar juntos por siempre. Pero nos separamos, antes del tiempo señalado, por Dios… Por la vida… Por el destino…  Y por eso, dolió tanto.

Siempre hemos ido en contra de la corriente… El destino hace que nuestras vidas se crucen  y entre más, se cruzan, más luchamos para  separarnos.

 Que miedo le tuvimos  a la felicidad, que juntos, habríamos podido construir. Y solo, debíamos esperar a que la vida nos separara, en el momento que Dios lo decidiera. . .   Dios lo decidió ya,  y ya pasará, como pasa el río, antes de llegar al mar.     

Bueno, ya todo termino… Solo te recordaré,   solo estaré a la vera del camino para ver pasar la vida y decir: ¡Dios, cuanto lo ame!....

Tu recuerdo, será, mi inspiración. En cada palabra que escriba, en cada verso que componga,  tú estarás  ahí.

 Cada día que viva, Tú serás, esa fuerza, ese aliento, que hará que lo viva con pasión, con alegría, dándole gracias a Dios porque  permitió que  por  un tiempo, hicieras parte de mi vida.

 Pero ante la muerte. Nada puedo hacer solo dejarte partir y nada más... 
Mar 


Derechos de Autor Reservados 
       

1 comentario:

  1. ES IMPRESIONANTE. No puedo decir más...
    ¿Cómo se puede transmitir tanto al escribir?

    Qué manera de redactar...
    Le sigo. Me quedo leyendo sus crónicas.
    Le invito a visitar mi blog.

    Un abrazo.
    Laura

    ResponderEliminar