Buhardilla

Buhardilla

Seguidores

miércoles, 5 de septiembre de 2012

DIALOGO CON DIOS



"CARTAS QUE NUNCA LEERÁS"
AMIGOS:


        




Amigos…Hoy, les dejo conocer un “Diálogo con Dios.”
 En mi  Libro, “Cartas que Nunca Leerás”,
Encontrarás un sin número de ellos.
Ya de el, no conocerán más, por ahora.
Gracias por las felicitaciones que me han hecho llegar.
Su Autora:
Eva Margarita   
CARTAS QUE NUNCA LEERÁS"   


"DIALOGO CON DIOS"

Señor: 
 Estoy frente de la inmensidad del mar. Y POR FIN HOY…PUEDO LLORAR...

LLORAR SU MUERTE...

Señor… No se que es lo que quieres de mi. Estoy dispuesta ha ser tu voluntad, pero no entiendo tus designios. Solo se que lo amo, el por qué, el para qué, no lo se.  No quiero renunciar a el, porque  se ha convertido en mi razón de vivir.
¡Pero, esta muerto, lo se y no puedo aceptarlo!

 Sin el, los colores perdieron su tonalidad. Sin el, las flores perdieron su perfume y  la brisa de esta tarde, pierde su encanto.  No esta. Se ha ido y ya nunca más estará a mi lado. ¡Ha muerto!

Señor... ¿Que puedo ofrecerte para que lo traigas de nuevo a la vida? Nada… Nada… Cuando hiciste que nuestros destinos se cruzaran, era feliz, no había sombras en mi vida y luego… Señor. Mi vida se  convirtió en un caos. He tenido muchos momentos tristes.  Y Tu, si has estado conmigo. Pero el… No.

 Nunca…Cuando mi alma lo necesitaba, estuvo realmente a mi lado.  Siempre me falto  su presencia. Y  hoy, lo necesito y todo mi ser lo extraña y no esta conmigo. Y aun así…  Lo sigo amando.

 Señor… ¿Por qué dejaste que lo conociera? ¿Por qué dejaste que nuestras vidas se cruzaran?  ¿Por qué permitiste que mi sueño de niña, de mujer se hiciera realidad? ¿Por qué permitiste que lo amara... Si moría?
Ahora… Solo escribo… Hablo contigo y lloro…

Quise verlo, mirarlo solamente. Y lo conseguí. (Tu y yo estuvimos juntos)… Y, te lo entregue.   Señor…No se que puedo  ofrecerte...  Para que todo vuelva a ser, como era. Que el pasado hermoso, fuese presente y volver a soñar,  amar y volver a soñar. Pero el no me amo. Tu…. Que todo lo puedes… No hiciste   que me amara.

Señor… Ya en el principio del ocaso de mi vida, has traído éste amor, a mi. Ahora… Te  pido, te digo,  que tengas piedad  y que esta pesadilla termine.

¡Señor… No quiero sufrir, quiero ser feliz, quiero vivir!. ¿Pero como? ¿Si el es mi todo?  Es ese amor inocente de la niñez, es ese amor romántico de la adolescencia, es ese amor tierno  de la edad adulta, es ese amor sereno de la madures y el suave amor que llega con el otoño de  la vida. Ese es mi amor. La unión de todos, en uno.

 Nunca pensé, que éste amor, del que dicen, del que escriben, que es el único, el primero, el último, el verdadero, llegara a mi, y en vez de felicidad, me trajera, tristeza, llanto, dolor. Pero, aun así, te doy gracias Señor, por habérmelo dejado sentir. Pero no quisiste que lo viviera y acepto tu voluntad.  

SEÑOR…. BENDÍCELO,  BENDICE MI AMOR Y BENDÍCEME.
  DAME FUERZAS, PARA SEGUIR MI CAMINO SOLA.Y ACEPTAR QUE HA 
MUERTO... 

 Me dirás que soy cobarde, pero solamente he querido ser feliz y el, era mi felicidad. 
Señor… Estoy muy triste hoy... 
Pero en tu regazo y de tu mano, estaré  tranquila...

Ya estoy de regreso. Señor… Dispuesta a compartir mi soledad contigo... 
                                 Mar

Miércoles, 5 de septiembre de 2012
Derechos de Autor Reservados 

No hay comentarios:

Publicar un comentario