Buhardilla

Buhardilla

Seguidores

miércoles, 13 de marzo de 2013

HONOR LATINO AMERICANO




Bogotá, D. C. 13 de Marzo de 2013.

Amigos y conocidos Argentinos:

Me abrazo a todos Uds. Para celebrar, en su compañía, la dicha de nuestro primer PAPA.

Es un gran honor para todos nosotros, LOS LATINO AMERICANOS. Tener en el trono de San Pedro, al PAPA FRANCISCO.

Que las bendiciones de Dios y la Virgen Santísima, por su mediación, lleguen a nuestro Continente, y nos llene de  paz.

DESDE COLOMBIA, TODO MI AMOR Y EL AMOR DE TODO MI PUEBLO, PARA EL PUEBLO HERNAMO Y AMIGO DE  ARGENTINA.

Eva Margarita

sábado, 9 de marzo de 2013

HOLA AMIGO IV




HOLA AMIGO  IV

Hola amigo por fin volvemos hablar. Todos estos meses que has estado lejos te he extrañado. Tu oficina cerrada, tus consejos, tu risa, tu mano tendida siempre para que me apoye en ella.

Mírame, estoy triste, no sé qué puedo hacer. Ya llega la primavera, no estaremos juntos, No estarás a mi lado.

Me voy a sentir tan sola, como estos meses que estuviste lejos. Gracias por admirar mi trabajo. ¿Verdad, que todo  ha quedado muy bien?

Pero bueno, no hablemos de nuestro trabajo. ¡Que gracias a Dios, lo realizamos!

No hubo ni una mala nota. Nuestras entrevistas, fueron todo un éxito. Tus artículos y los míos fueron  geniales. Tu viaje fue maravilloso y el mío, va hacer igual.

¿Me preguntas por mi vida? Ya te he contado algo y como siempre, de desacierto en desacierto.

  En todo caso, es una linda,  maravillosa historia, sin recuerdos, sin rencores. Sin amargura. He seguido como puedes ver todos tus consejos al pie de la letra. 

Ya no tienes porque enojaste.

¿Dime, por qué te enfadas tan fácilmente conmigo, cuando te cuento algo de mi vida?  Pareces celoso. ¡No me hagas reír! Toda una vida, hemos estado juntos, nos conocemos desde niños, y siempre me has querido y defendido como un hermano y nada más. Estudiamos juntos, trabajamos juntos y también, soñamos juntos y todos los días, me corriges, me enseñas, me consuelas, me apoyas y yo, me siento feliz a tu lado.

Bueno amigo, me encanta que ya de nuevo estés en casa. Pronto será primavera y me iré como otras veces, pero estaremos juntos y no te preocupes, seguiré tus consejos. Cuídame la oficina y no mires mis correos. Otra vez te enfadaste. ¡Es una broma no más! Te quiero mucho nos vemos mañana. No, mejor vamos a tomar café, y escuchamos un buen rato música, la que nos gusta.   
                                  Eva   

 Sábado 9 de Marzo de 2013
Derechos de Autor Reservados

martes, 5 de marzo de 2013

TARDE DE OTOÑO



"CARTAS QUE NUNCA LEERÁS"




TARDE DE OTOÑO

Caminando por el campo. Por nuestro caminito, escuche tu voz.

 Me llamabas, repetías mi nombre una y otra vez. Busque tu figura, y no la encontré. Solo el sonido de la briza se escuchaba.

En esta tarde cálida y al mismo tiempo fría, de un otoño gris,  igual, a aquel, en el que nos dijimos adiós.

El cielo estaba limpio, la briza tranquila y suave.

Cuando sin ningún motivo, el tiempo comenzó a cambiar: Cambió, como cambió nuestra vida. Cambió, como quisimos nosotros, que cambiara. Nos amamos como nadie había amado y los dos, sin compasión,  matamos nuestro naciente y gran amor. 

La tarde se iba oscureciendo.  El viento, la briza, el ritmo, del movimiento de los árboles y de los jardines eran los que  hacían que se escuchara tu voz.

Me llamabas… Me buscabas… Me necesitabas… La tormenta indomable, se desató…Y  con ella, se escuchó de nuevo tu lamento… Mi lamento…

Me senté en el banco. En nuestro banco. (No me importo la lluvia).

 Y como la lluvia, lloré al recordar que nuestros sueños quedaron en nada, que se los llevo el viento…La tormenta… Que todo se perdió, en esos arroyos pequeños pero rápidos, que corrían ahora,  por nuestro camino, formando surcos profundos que al terminar la lluvia, quedarían  marcados. 

Esas marcas serían, iguales a las dejadas por las heridas abiertas del olvidado, en nuestros corazones. 

¡Todo había terminado. Ya nada existía!…

 ¡Y entonces… La tormenta desató su furia… Destruyo nuestros sueños, nuestro cariño, nuestras ilusiones!.  

Nuestro amor…Termino de la misma manera como había empezado la tormenta.  De repente, de la nada apareció y en la nada nos sepultó.

 De nuevo, se escuchó tu voz…

Qué triste fue el darme cuenta que nuestro amor, empezó y terminó, de improviso, igual que  la TORMENTA. 
                                  

   Mar

Martes 5 de Marzo de 2013


Derechos de Autor Reservados