Buhardilla

Buhardilla

Seguidores

lunes, 27 de octubre de 2014

- HOLA AMIGO - EL REENCUENTRO (La nueva oficina)



HOLA  AMIGO




EL REENCUENTRO

(LA NUEVA OFICINA)


¡Cómo pasa el tiempo! Hace año  y medio que nos separamos. Te fuiste, volviste y me fui yo.

Me fui en primavera y no volví. Me quede, me perdí en ese país mágico para mí. Y a mi regreso, tú no estabas, (Si conocieras mis pensamientos, ya sé que dirías) ¡No quiero imaginármelo! 
     
Ahora de nuevo estamos juntos, no te he visto, ni tu a mí.

Me gustar la nueva oficina. Es hermosa. Los jardines, el sol entrando por los grandes ventanales. ¡Quién diría! Que estamos suspendidos en el aire. ¡Cuarenta y ocho pisos! Me va a dar miedo. Pero no te lo diré. Sé que vas a estar  esperando que lo haga. Pero no. No  lo haré. 

Amigo, quiero verte. Quiero contarte todo lo que me ha pasado en este tiempo y que también, veas mi trabajo. No creas que he perdido el tiempo.

Nadie me ha dicho nada de ti. Ni yo he preguntado nada. Pero aun así, sé que fue tu idea remodelar nuestra oficina. ¡Subirla al cielo! El jardín en la terraza, el color blanco, con tonos azules y totalmente  minimalista. ¡Ya no es romántica! Pero aun así, es muy hermosa. Me gusta. Ya se cual será mi nuevo escritorio, el de la derecha. ¡Pero ni lo pienses! No te voy a darte la espalda. ¡Voy a cambiar esto ya!  Como siempre estaré frente a ti.  ¿Y los teléfonos? Eso ya lo soluciono. Sé que vendrás mañana y no tienes ni idea, que yo estoy acá. ¡La cambiaré! Le pondré unas cortinas, tan azules como el cielo, (esto le dará un toque romántico.) El escritorio lo volteare y quedaré de frente a ti, no dándote la espalda. Y los teléfonos estarán instalados. ¿De dónde sacaste esa idea? ¿Dos periodistas sin teléfono? 

¡Voy de sorpresa, en sorpresa!¡Esto, es lo más fantástico que he viso en comunicaciones! Mi querido amigo… ¿Sabré manejarlo?  ¿Me enseñaras? ¿O me tengo que ir a estudiar? ¡Por algo, no tenemos teléfonos!

Pondré las cortinas y  es escritorio se volteara y nada más. Te lo prometo. Gracias por las rosas.  Mañana nos vemos. ¡Tengo tanto que contarte! Te quiero mucho y gracias por estar siempre a mi lado.

Eva

Lunes 27 de Octubre de 2014
Derechos de Autor Reservados



                              

miércoles, 1 de octubre de 2014

HOLA AMIGO (CUENTO PUBLICADO EN EL LIBRO ABRAZOS DEL SUR)

HOLA AMIGO


NO PUEDO ESCRIBIR
Capítulo I
Hola amigo ¡No puedo escribir! ¡Qué cosa rara!  No encuentro la palabra adecuada que  exprese  lo que siento, lo que pienso, lo que quiero. Es muy difícil contarle a alguien, como tú, que no existe en ningún idioma la palabra que necesito para poderte al tanto de lo que pasa hoy por mi mente. Es tan grande, tan infinito, tan hermoso, tan único que solo el silencio puede expresarlo.

 No te rías, no te enfades, y menos, me regañes. Ayúdame más bien, a inventar una palabra. La que necesito, tan grande y tan especial que  pueda meter en ella, toda esta revolución que hoy, así no más, está ocurriendo en mí. Y como te dije antes, quiero que conozcas todos los pormenores de esta nueva aventura. Si es que se le puede llamar así.  
   
¿Pero de que me extraño? Siempre ha sido así. Todo lo mío, es especial es raro, es único. Y para ti, solo un motivo de curiosidad  y claro, para escribirlo en tu revista. 
No me digas esa, esta o  aquella, es la adecuada. ¡Qué va!... ya las he usado todas y mis sentimientos, no caben aquí, En este ratito contigo, te puedes dar cuenta. Compromisos, amor, desamor, sufrimiento, dolor, alegrías, promesas, sueños, sentimientos a flor de piel, que a última hora, sé que para  a ti, no son de tu interés y menos, importantes. Pero bueno, espero que me digas, si me puedes ayudar a escribir hoy, o a encontrar la palabra clave, que haga que entienda  todo lo que estoy viviendo.

Luego, seguimos hablando. Por ahora, seguiré buscando la palabra que necesito, (parezco haciendo un crucigrama) ja…ja… ja…   
  
Ahora, no me culpes, como siempre lo haces, Si hoy no termino mi trabajo es por eso… No encuentro como expresar, contar, definir lo que siento, lo que pienso lo que quiero. Nada más. Pero esto no te importa y como respeto tu libertad, sigue trabajando en lo tuyo, y yo, en lo mío. Pero ya te dije: no me copies ¿eh?

No sigo escribiendo. ¡No puedo hacerlo! No encuentro como expresar lo que estoy sintiendo. Voy en busca de esa palabra para expresar mis sentimientos y guardarlos, después de haberlos sentido y vivido.
Chao amigo y sigue tu escribiendo. Yo no puedo. 
Eva
Lunes, 5 de octubre de 2012



HOLA AMIGO
No sé cómo escribir
Capitulo II
Hola mi amigo: ¿No sabes? No sé cómo escribir. La otra vez te contaba que no encontraba la palabra adecuada para expresar lo feliz que me sentía. ¿Lo recuerdas? Ahora ni quiero escucharte. Solo te escribo para decirte que estoy triste. Ya sé, cuando vengas, como siempre corriendo hasta mí, me dirás, una y otra vez. “Te lo dije… Te lo dije. Pero tú nunca me haces caso”.

No te estoy pidiendo que  me remplaces y hagas mi trabajo. Es que no quiero ni verte. Sé que te  pondrás furioso conmigo y solo ahora, te puedo decir que tenías, que tiene, toda la razón y esto, me pone más triste. ¡Me pone furiosa!

Me rindo. He sido juguete del destino. Y como, cuando jugamos ajedrez. Siempre pierdo. Y estoy cansada  amigo, muy cansada y quiero que esta sea la última partida. No quiero luchar más. 

Tú sabes cómo lo amé. Tú sabes que lo extraño. Que no lo idealicé. Pero aun así,  era mi sueño. Como si alguien superior  a nosotros mismo, lo hubiese esculpido en mi alma desde niña. Pero ahora el desencanto es total. El, ¡quien lo creyera! destruyo mi sueño mostrando el lado oscuro de su personalidad y quizás, gozando de su proeza de machista empedernido y me mostro que era, igual a aquellas estatuas con pies de  barro. ¿Las recuerdas? De las cuales, escribimos juntos ese artículo a cuatro manos,     
 No entiendo, porque tenía que sucederme esto. Tú bien lo sabes, que yo no quería, amar, ni ser amada, que mi felicidad era mía, y no dependía de que alguien me quisiera o yo quisiera. ¿Recuerda nuestras discusiones, las que siempre terminamos riéndonos? Hoy ni siquiera quiero discutir contigo.

Sí, soy rebelde como tú me dices. Si soy tal vez, soberbia, quizás, orgullosa. Si, en esto sí, tienes la razón. Soy muy orgullosa.

Pero aun así,  busco la felicidad de los demás y mi propia felicidad y esa luz es la que reflejo en mi vida. Esto es lo que tú  dices siempre, porque eres mi amigo. ¡Qué buen amigo eres!

Ahora, estoy sufriendo como una condenada. ¿Qué he hecho? Nada... Solo cometer errores.


No voy a escribir más hoy, estoy muy triste, demasiado triste y no quiero saber que pasará. Esta notita la encontraras en tu escritorio y mañana hablamos. ¿No te parece?

Hasta mañana querido amigo y no termines el trabajo por los dos.
Tú amiga,  
Eva
Jueves 15 de Noviembre
  


HOLA AMIGO
¿Me quieres abrazar?
Capítulo III
Hola amigo: Estoy mal. ¿Me quieres abrazar? Hace unos meses no sé porque, estoy cometiendo  errores, y errores. Conocí a alguien y tú me dijiste: “No te acerques a él. No lo hagas. No te conviene”. Y, no lo creí. Ahora… Te doy toda la razón.

Cree sueños. Escribí historias. Me regalé esperanzas. Confíe en palabras.  Creí en un hombre. Pensé que era bueno. Pero no… ¡Todo fue mentira!  ¡Solo mentiras! ¿Qué nombre le puedo dar a mi propio engaño?

Tuviste y tienes toda la razón… No me convenía, no me conviene.

¿Sabes amigo? ¡Le conocí!  Primero su lado luminoso. Su lado bueno, su lado blanco y eso fue lo que me engaño. Luego su lado oscuro. Demasiado oscuro. Me ha sorprendido y te digo: Me falta conocerle más. Es una caja de sorpresas, pero de sorpresas malas. Una caja de “Pandora”. Donde cada pensamiento, cada una de sus actuaciones son oscuras.

Quiero descubrir su pasado. Quiero saber que se esconde en esa mente, que no sé, si simplemente es mala. Quiero debelar este misterio, donde lo bueno, lo espiritual y  lo místico, se confunde, con lo malo, con todo aquello, que es negativo, que es oscuro.

Sé que no me dejarás. Me dirás: “¡Basta…Basta!… ¡No más! Y si… Tienes razón. Esta historia, ha terminado y no debo abrir el libro en el cual, se escribió ya, la última página.

Siento temor. En mi carrera.  Es la primera vez que lo siento. No sé, qué se puede esperar de él. No sé qué pasará, al verse descubierto en ese juego extraño y ambiguo en que se mueve.

No me regañes. No te preocupes. No investigaré nada. Ya te lo he prometido.

Este es otro caso, como cualquier otro caso, de nuestro trabajo. Donde tu yo, tenemos que escribir sobre él y nada más. Lo olvidaremos. Ven… Está haciendo frío.  Tomémonos un café.

Estar en tu compañía, es siempre reconfortante. Me siento tranquila y segura.

Eva
Viernes, 22 de diciembre de 2012                




HOLA AMIGO
Por fin volvemos hablar
Capítulo IV
Hola amigo por fin volvemos hablar. Todos estos meses que has estado lejos te he extrañado. Tu oficina cerrada, tus consejos, tu risa, tu mano tendida siempre para que me apoye en ella.

Mírame, estoy triste, no sé qué puedo hacer. Ya llega la primavera, no estaremos juntos, No estarás a mi lado.

Me voy a sentir tan sola, como estos meses que estuviste lejos. Gracias por admirar mi trabajo. ¿Verdad, que todo  ha quedado muy bien?

Pero bueno, no hablemos de nuestro trabajo. ¡Que gracias a Dios, lo realizamos!

No hubo ni una mala nota. Nuestras entrevistas, fueron todo un éxito. Tus artículos y los míos fueron  geniales. Tu viaje fue maravilloso y el mío, va hacer igual.

¿Me preguntas por mi vida? Ya te he contado algo y como siempre, de desacierto en desacierto.

  En todo caso, es una linda,  maravillosa historia, sin recuerdos, sin rencores. Sin amargura. He seguido como puedes ver todos tus consejos al pie de la letra. 

Ya no tienes porque enojaste.

¿Dime, por qué te enfadas tan fácilmente conmigo, cuando te cuento algo de mi vida?  Pareces celoso. ¡No me hagas reír! Toda una vida, hemos estado juntos, nos conocemos desde niños, y siempre me has querido y defendido como un hermano y nada más. Estudiamos juntos, trabajamos juntos y también, soñamos juntos y todos los días, me corriges, me enseñas, me consuelas, me apoyas y yo, me siento feliz a tu lado.

Bueno amigo, me encanta que ya de nuevo estés en casa. Pronto será primavera y me iré como otras veces, pero estaremos juntos y no te preocupes, seguiré tus consejos. Cuídame la oficina y no mires mis correos. Otra vez te enfadaste. ¡Es una broma no más! Te quiero mucho nos vemos mañana. No, mejor vamos a tomar café, y escuchamos un buen rato música, la que nos gusta.  

Eva   
 Sábado 9 de Marzo de 2013
Derechos de Autor Reservados

Fin



AGRADECIMIENTO

AGRADECIMIENTO


PUERTO RICO
Los invito a visitaran este blog.
"CUENTOS DE LA NOCHE AZUL"
Pertenece a la escritora venezolana
Myriam Paul



VENEZUELA

ES, LA UNIÓN DE PUERTO RICO, VENEZUELA Y COLOMBIA.


COLOMBIA

Agradezco la crónica realizada por esta escritora y amiga.


Eva
Miércoles 1 de Octubre de 2014