Buhardilla

Buhardilla

Seguidores

domingo, 6 de agosto de 2017

RECUERDOS



RECUERDOS

Caminando por el campo. Por nuestro caminito, escuche tu voz.
 Me llamabas, repetías mi nombre una y otra vez. Busco tu figura, y no la encontró. Solo el sonido de la briza se escucha.
En esta tarde cálida y al mismo tiempo fría de un verano  muy suave, que casualmente, es igual, a la tarde en que nos dijimos adiós.
En ese entonces el cielo estaba limpio. La brisa tranquila y suave. Iguala que hoy.
Cuando sin ningún motivo, el tiempo comenzó a cambiar: Cambió, como cambió nuestra vida. Cambió, como quisimos nosotros, que cambiara.
No nos amamos, pero te dio miedo que pudiéramos amarnos. Los dos, sin compasión, matamos nuestro cariño y nuestra amistad. ¿Miedo?
 La tarde se iba oscureciendo: El viento, la brisa, el ritmo, del movimiento de los árboles y de los jardines eran los que hacían que se escuchara tu voz. (Igual que hoy)
Pero, como entonces:
Me llamas. Me buscas Me necesitas. La tormenta indomable, se desata y con ella, se escuchó de nuevo tu voz.
¿Será igual hoy?
Me senté en el banco. (No me importo la lluvia). Mientras escuchaba el violinista enamorado y loco, que en su violín de una sola cuerda interpretaba, "Los dos bajo la lluvia"
 La lluvia y yo, lloramos al recordar que nuestros sueños quedaron en nada, que se los llevo el viento. La tormenta.
Todo se perdió, en esos arroyos pequeños pero rápidos, que corrían por el camino y que hoy, son iguales Llevándose los sueños y formando surcos profundos que al terminar la lluvia, quedaran marcados, como entonces.
Esas marcas son, iguales a las dejadas por las heridas abiertas, en nuestros corazones.
Todo había terminado. Ya nada existía…todo ahora, está, concluido.
 ¿Entonces? ¡La tormenta desató su furia! Destruyo nuestros sueños, nuestro cariño. Termino de la misma manera como había empezado. De repente, de la nada, apareció y en la nada, nos sepultó. En primavera, nos encontramos y en primavera, nos separamos.
 Al final de este verano y al comienza del otoño, es triste el darme cuenta que todo empezó y terminó, de improviso, igual que  la tormenta. La historia se repite una y otra vez.

Cada vez que la recordamos. 


Eva                            

Domingo 6 de Agosto de 2017


Derechos de Autor Reservados R. de C. 

martes, 18 de julio de 2017

ESTOY ACÁ, EN TU PRESENCIA


ESTOY ACÁ, 
EN TU PRESENCIA


Señor nuevamente estoy en tu presencia.
Ha pasado el tiempo y solo ahora, vuelvo a visitarte.
No por ello, te he olvidado. No por ello, he dejado de buscarte, en mi pensamiento, en mis recuerdos. En la belleza de los bosques y en el profundo azul del mar, o del infinito. O, en el parque solitario lleno de perfumes, de rosas, margaritas, claveles y siemprevivas.     
En la locura de un soñador o el  armónico sonido de un violín viejo.
En la gracia de un pintor o en la muerte de una niña, que  muere por amor.
En la tristeza del anciano, o en la alegría inocente de un  niño.     
En la mirada enamorada de un hombre, o en uno de mis suspiros.
En mi vida… siempre has estado.
Cada uno de mis logros, como mis fracasos los hemos compartido.
Siempre, me llevas de la mano. Me das valor para vivir y aun así, la soledad, a veces, me abruma. Siendo mí amiga.
El silencio me rodea. Su sonido, va creando, una melodía, a veces dulce, otras… muy triste. Otras más… llenas de melancolía.
La noche, oscura o llena de brillo de una luna que suspira, o la noche que llora, ruje, que pelea. A veces me asusta. Me siento impotente y tengo miedo. Pero ahí, estas Señor y confío en Ti.
Tú,  Señor, no me dejas. Tú Señor, no me fallas. Tú Señor, sanas mis heridas y siempre me acompañas.
Señor, no había venido a visitarte, pero hoy, estoy aquí y sabes bien, que jamás te he olvidado.
Eva 
Martes 18 de julio de 2017
Derechos de Autor Reservados. R. de C. 


       

jueves, 8 de junio de 2017

UN CUENTO, QUE ES UNA HISTORIA


UN CUENTO, QUE ES UNA HISTORIA
El anciano se quedó dormido mientras miraba el horizonte.
 En su inconsciencia, retrocedió en el tiempo. En su sueño, se encontró con su amor, con su único amor. ¡Eran tan jóvenes! ¡Tan soñadores y tan llenos de ilusiones!
-----------------------------------0----------------------------------------
Llego el momento y viajaron… donde nunca viajarían. A su isla.
-----------------------------------0----------------------------------------
El conoció a su amor (Como siempre la llama).
A los diez y ocho años. Un amigo en común, los presento casualmente, como casualmente, ocurren todas las cosas transcendentales de la vida.
Desde entonces, los dos quedaron atrapados en esa maravillosa trampa, que es el amor. No por ser unos adolescentes, no. Es, que el amor es así… llega y arrasa con todo. Dejando huellas que pueden perdurar  para siempre.
Comenzo el romance. Se terminó el estudio y soñaron con hacer realidad sus ilusiones, de estar juntos, de tener un lindo matrimonio,  de vivir su amor, de ser libres, en una época dura, por los perjuicios socioeconómicos y  familiares. Donde en pleno siglo XX y en una cruel sociedad conservadora, los matrimonios, casi todos, eran planeados por  los  padres. 
Ellos no tenían ese problema. Sus respectivas familias, eran de verdad, muy buenos amigos. Socios de y posición social igual y con la misma solvencia económica.   ¡Todo era perfecto!
Pero algo pasó:
En sus sueños, en su inconsciencia, después de tantos años, no entendía que ocurrió. Ahora, estaba dormido. Pero su sueño, dejó de ser plácido y una lágrima corrió por sus mejillas.
Estando despierto, su comportamiento es distinto: Suspira, mira al horizonte, sonríe y calla. Jamás cuenta su historia y nunca la escribirá. Siendo un escritor.
 Somos muy pocos los que la conocemos y somos también, muy pocos, los que la comprendemos. Pero jamás, podremos escribir detalladamente sobre ella, Debemos respetar, su soledad, su dolor y su amor.
Es una historia del siglo XX, que nada tiene de diferente, a la 

de Romeo y Julieta, ya que cuenta, con la misma crueldad  

de los Montesco y los Capuleto
-------------------------------------0------------------------------------------
Fue dura, la vida para ellos. Llena de mentiras, calumnias, persecución. Las dos familia, cada cual a su manera, destruían, a estos dos jóvenes que nada malo y menos, incorrecto, habían hecho.
Él estuvo preso, pero le dieron permiso cuando ella, salió del país,   de acompañarla y de despedirse, en el aeropuerto. En la escalinata del avión. Allí él, le puso una argolla con tres esmeraldas, en su mano derecha y le dio un beso y nunca más, se volvieron a encontrar. El, lleva en su mano una argolla igual. En la de ella, está el nombre  de Él y en la de Él, está el nombre ella. 
Eva
Jueves 8 de junio de 2017
Derechos de Autor Reservados de R.C.

        

sábado, 15 de abril de 2017



Hola queridos amigos.  Felices 
Pascuas Floridas.
 Que el Señor Resucitado los bendiga.
Un gran abrazo
Eva

Abril 16 de 2017

miércoles, 8 de marzo de 2017

LA VOZ DE LOS QUE NO TIENE VOZ Segunda Entrega

LA VOZ DE LOS QUE NO TIENEN VOZ

Segunda entrega
Hoy día de la mujer. Nuestro día.
Se habla del maltrato que   ha muchas, les ha tocado vivir. 

Sí. El hombre, es el mayor, es el primero en esta larga lista de maltratadores, pero que podemos decir de aquellas personas, también hombres y mujeres, empleados, la mayoría, mandos medios, de las grandes Empresas Estatales, de Salud, Comerciales, Bancarias, donde se maltrata, se humilla, se degrada, a la Señora que solicita una información o está luchando, por  ser atendida. 
 
Se le humilla, con la risa sarcástica, del que todo lo sabe, se le ignora, porque talvez su traje, no sea de última moda, por su edad, Por su estrato. (En el único país del mundo, donde la sociedad, está dividida en estratos socioeconómicos).  

     Se le deja de última, porque es mayor y también, porque es una chica, tímida y solitaria. Se le maltrata dejando huellas psicológicas, seguramente, imborrables en ellas.

Se les maltrata, porque no es la Señora de fulano de tal, o la hija, del mandamás del momento. 

Es maltrata, por hombres y mujeres, muchos de ellos, sin preparación, moral e intelectual, que por algún motivo, o mérito, llegaron a ocupar un puesto, en algunas de esas compañías, Sin pensar, que mañana o pasado, pueden ser despedidos y verse en peores circunstancias  de las mujeres maltratadas.

¿Los demás que hacemos? Nada. Nos quedamos callados, indiferentes, convirtiéndonos en cómplices del maltrato a la mujer, siendo mujeres, y al maltrato a todas las personas incapacitada, solitaria o menos preparada para defenderse, en una sociedad excluyente y cruel.  

Eva  
Periodista   


Miércoles 8 de marzo de 2017

miércoles, 1 de marzo de 2017

LA VOZ DE LOS QUE NO TIENEN VOZ



LA VOZ 

DE LOS QUE NO TIENEN VOZ

Hoy, como en otro momento de mi vida.  Tendré una columna, únicamente mía. Para hablar por aquellas personas que estando vivas y gozando de sus cinco sentidos, la sociedad las somete, las esclaviza y las caya.
Mi primera columna, se llamaba: "Piénsenlo".
Ahora, mi segunda, ya sabe que nombre llevará: "La voz de los que no tienen voz"
-----------------------------------0---------------------------------

Desde mi atalaya, he podido observar, como nuestra sociedad, día a día es más cruel e indiferente, con la gente mayor. Llamados despectivamente: "GENTE, DE LA TERCERA EDAD".
 Acá, esa tercera edad, empieza según la conveniencia de aquellos que se creen más poderosos. Por lo cual, nunca se sabe cuándo se pasa esa frontera invisible y discriminatoria. 
Se puede anochecer, siendo una persona madura, útil y hasta necesaria para la sociedad y la familia y amanecer siendo ya, un estorbo, para todo el mundo.
En el trabajo lo despiden, en las grandes, compañías prestadoras de salud, lo marginan. Si habla, no lo escuchan.  Si por casualidad, va con alguie menor, (un hijo, un hermano, un amigo) no se dirigen a él, sino al otro, al más joven)
De un día para el otro. Dejó de entender, dejo, de comprender.
 Sin darse cuenta, se ha convertido en alguie invisible, para la sociedad, para la familia y poco a poco, también, para sus compañeros y  hasta para los amigos de toda la vida que están en su misma situación
Son abandonados en Clínicas, Hospitales o los internan, en contra de su voluntad,  en "Asilos de Ancianos" por hijos, nietos y demás familiares. Donde nunca son visitados.
Nadie dice o hace nada. Terminan, la mayoría de las veces, con mentes brillante, con inteligencias superiores.  Solo por deseo malsano de apoderarse de sus bienes, si los tienen, o para no tenerlos, ni brindarles cariño, amor y ternura, a esas personas que les dieron todo.
Hablaré por ellos y les contaré historias reales de seres humanos que están muertos en vida, por los desengaños, las desilusiones, que le han brindado todos aquellos, por los cuales él o ella vivieron y lucharon.  
Este es el primer punto, de una sociedad, totalmente discriminatoria.
Eva
Periodista  

Miércoles 1 de marzo 2017