Buhardilla

Buhardilla

Seguidores

sábado, 10 de septiembre de 2016

OTRA DESPEDIDA


OTRA DESPEDIDA
 Hoy… la soledad llena mi vida.
Los recuerdos, el pasado,
El amor, el miedo,
Todos… estos sentimientos,
Me han hecho ver
Que este año, he dicho más adiós, qué bien venidos.
Que he llorado más, que sonreído.
Que he estado más sola, que acompañada.
Que he perdido a un amigo y también, a un hermano.
Que he ido y venido del pasado.
Que el presente nada significa.
Que mis  manos, están vacías igual, que el corazón desecho
Y el alma, llena de recuerdos  lindos,  pero viejos.
Todo cambia, evoluciona,  se acaba, o se principia,
Todo se gana o se pierde, en el juego de la vida.
¡Todo es confuso, oscuro, una entropía!
Nada comprendo…
 Y en esta oscuridad... la vida… me da miedo.
 Mucho miedo...
Otra vez escribiré, una fecha, una hora de partida.
Otra vez, continuare un libro y contaré una historia
Que pone fin a una vida.
_______________------__________________
Otra vez… que mi  silencio, me habla…
Que mis sueños, callan y que mis recuerdos viven.
Otra vez, que digo adiós entre sollozos,
Otra vez, que se desgarra el alma. 
Eva
Sábado 10 de Septiembre de 2016

Derechos de Autor Reservados

lunes, 5 de septiembre de 2016

FRANCISCO DE PAULA ESCOBAR SIERRA


Francisco de Paula Escobar Sierra
Mi hermano, ha muerto.

Hermano. Querido hermano. ¿Cómo voy a recordarte, ahora que te has marchado?  ¿Cómo mi amigo? ¿O cómo  mi  héroe, salvándome  de todo peligro?
Todos los recuerdos de nuestra niñez, vienen a mí. Nuestra casa, la bici,  los patines, el pin-pon, el bádminton. Siempre queriendo que la niña, tu pequeña hermanita, aprendiera todo lo que tú, ya sabías. 
Recuerdo las navidades.  El pesebre, el árbol, los globos y que siempre, siempre,  eras tú, el jefe para dirigir,  para hacer  y  no dejarme hacer. Mientras nuestros hermanos mayores, se marginaban, cuando nuestros padres no se daban  cuenta. ¡Era la época que amabas! Que los dos amábamos. ¡Tú Niño Dios! ¡Tú Niño Jesús de Praga! Al que nunca abandonaste, ni te abandono y que en su día te llevó a su lado.
Recuerdo, cuando te marchaste lejos para estudiar tu carrera. La soledad de nuestra casa. (Ya los otros dos hermanos, habían formado sus hogares) y yo, comencé, aprender hace la  hija única.
¡Pero, siempre en navidad llegabas!
Fue  linda nuestra vida, nuestro hogar y ahora, mis recuerdos.
Papá y mamá te esperan. ¡No… ya están contigo! Y todos nuestros seres queridos, de fiesta están.
Hermano. Gracias por haber existido y gracias por tanto amor como el que me diste. Ahora, escribiré  algo de tu historia.
 Fuiste un ser tan especial, tan inteligente, tan estudioso y diste tanto de ti, a todos los que te rodearon, que siempre, se te debe  recordar.

Un trocito de tu vida
Ha muerto el Doctor Francisco de Paula Escobar Sierra. Hijo del Dr. Eladio Escobar Escobar y Eva Sierra Ochoa de Escobar E. Médico antioqueño, egresado de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional de Colombia, a la cual, hizo honor, con su inteligencia, su bondad y  su prestigio. Cualidades heredadas de sus antepasados al  ser nieto y  bisnieto de dos grandes médicos de su época, el Dr. César Octavio Escobar García Martínez de Requejo  y el Dr. Ramón María Escobar Benítez de la Madrid.
Fue un hijo ejemplar. Un gran hermano Un esposo bueno. Casado con la Señora Beatriz Garavito, quien lo precedió en el camino del regreso, al hogar del Padre.
“Siempre estuvo enamorado, de su amor”  "La amo, con un amor ya no existente".
 Un gran padre. Sus hijos, Eva Beatriz, Francisco Eladio y El Dr. (Medico como él) Jairo Alberto Escobar Garavito y sus nietos, lo añoraran, lo extrañaran, pero tendrán su recuerdo y ejemplo para seguir. Su alegría, su bondad su entusiasmo de vivir y también, su carácter, recio, fuerte, independiente, harán que nunca lo olviden y que siempre los mantenga unidos. Fue amigo de sus amigos y apóstol en su carrera, que para él, era la manera perfecta, de acercarse a Dios.
Nuestro padre: Fue su héroe y nuestra madre: Fue única, para él.  
Amó a su tierra y también, amó la tierra que lo albergo desde tan joven. Su casa, su hogar, tuvo el sello de su Antioquia, de su Medellín y les enseñó a sus hijos, amarla. (Lo mismo, que amar la navidad)  Ya, que la llevaba arraigada en su corazón, con el recuerdo de sus familiares, sus amigos, su infancia, su adolescencia, su juventud  y su Colegio, San José. Al que amo siempre. 
Gracias amigos. Gracias por acompañarnos en el doloroso proceso, de devolverle a Dios a un ser querido, que por muchos años estuvo a nuestro lado.
Sus hijos y nietos, Elena y yo, Eva Margarita, sus hermanas, lo mismo, que los demás familias, (sobrinos y primos) nos unimos, para agradecerles a todos, las atenciones recibidas por esta pérdida y por compartir, nuestro dolor.
Algún día escribiré tu historia Algún día…querido hermano.
Eva  

Bogotá, 5 de septiembre de 2016


lunes, 8 de agosto de 2016

ROBERT Y JENNY


ROBERT Y JENNY
 - ¡Mira, que me caigo!
 - ¡Ni lo digas!
 - ¿Qué hago yo, si te ocurre algo?  ¡No sé, culpa tuya será! Yo te dije que no camináramos por acá. Además, que no te subieras allí.
- ¡Está bien! ¡Está bien!
Intentaré bajar. Pero mira, que bella margarita he cortado y es para ti.  
Desde mi balcón yo escuchaba este tierno diálogo, pero nada veía. ¿Estaba soñando?
La noche era clara, cálida, pero nadie estaba a mí alrededor. 
El dialogo continuo:
- ¡Que te caes!
- Tranquila mujer,  que nada pasara. Solo quiero coger otra margarita. Siente su perfume, su fragancia es suave, tierna y quiero regalártela.  
- ¡Que me asustas!
Una risa suave, como sus voces, se escuchó y esto, si me lleno de temor. Cerré el balcón,  me refugie en la cama y abrace mi almohada. Con mi música de siempre, intente serenarme.
Pero cual sería mi sorpresa al seguir escuchando ese dulce diálogo de alguien que yo no veía.
- ¡Te lo dije!  ¡Te has caído!
¿Ahora qué hago para subir hasta allí?
-Nada, yo bajo Las margaritas no se estropearon.
- ¡No subas! He descubierto algo muy lindo y voy a mirar.
- ¡Que te bajes!
- ¡Que te calles!
Yo, entretanto, estaba quieta muy quiete y muy, pero muy, asustada.
Alcé la almohada y lo que vi, fue algo precioso.
Entonces, comprendí, que estaba dormida y que estaba soñando ya que no era posible estar despierta.
La puerta de vidrio del balcón estaba medio abierta y por ella entraban y salían dos lindas margarita. ¿Pero cómo se movían solas? Yo estaba dormida. Estaba soñando.
Una linda figurita  acababa de entrar al balcón y llamaba, a alguien.
-¿Dónde estás? Las margaritas se detuvieron y otra pequeña figurita apareció:
- Aquí estoy. Mira todo lo que he descubierto. Ni tú ni yo habíamos visto esto antes.
En ese instante, ellos sorprendidos y yo más, me vieron. Ellos quedaron mudos y quietos y yo, también.
Me observaban y yo a ellos, se movieron suavemente retrocediendo y en un movimiento rápido los agarre a los dos. Tenía que convencerme si estaba soñando, si estaba con un ataque (pequeño de locura), o que era verdad lo que ocurría, en esa noche clara de verano.
Gritaron patalearon, pero a la cama fueron a parar. Se quedaron quietitos y solo me miraban. Por fin se decidieron y con sus pequeñas manitas, comenzaron a tocar mi cara. No me moví, para que no se asustaran y después de su inspección, se recostaron en mi almohada, resignados.
 Era mi turno: Los acaricié con mi dedo índice, les dio cosquillas y se rieron.
Y así comenzó, la amistad de Robert y de Jenny conmigo. Los dos pequeños gnomos enamorados, aventureros y felices, que noche tras noche (siempre y cuando no lloviera) se robaban las margaritas de mi jardín.
Ahora, todavía me visitan y una de sus hijas, lleva mi nombre.   
Eva                
   Lunes 8 de agosto de 2016
Derechos de Autor Reservados

miércoles, 20 de julio de 2016

VIDA ES VIDA


NO HAY QUE DAR PRIORIDAD A UNA U OTRA VIDA.
 LA VIDA ES VIDA, EN TODAS LAS CRIATURAS CREADAS POR DIOS Y DEBEMOS RESPETARLA

Nosotros los "Humanos"   a través  de la historia, hemos dado más ejemplo de crueldad, de maldad, de indolencia, que los animales que hemos  sometido a nuestro capricho.

Nosotros los humanos, creados a imagen y semejanza de Dios, matamos, simplemente, por placer. Porque nos creemos omnipotentes.  

En Nuestra loca fantasía, nos sentimos inmortales. Dioses, con derecho a  dar o quitar la vida de todo lo que nos rodea y así, matamos a nuestros niños, a nuestros viejos y ancianos y a  nuestras mujeres. Entre más vida quitemos, más omnipotentes nos creemos y entre más  sufrimiento, miedo y terror, sembremos más grandes nos sentimos.  

¿Dime amigo, amiga mía: QUÉ PENSARÁ DIOS.  Que en su nombre, siempre sembremos tanto dolor en el mundo, en los que nos rodean, en los que están cerca o en los que están lejos, o también, en nosotros mismos? 

Péinsalo y lleva en tu mano la bandera del amor y el respeto a la vida.
Eva
Miércoles, 20 de julio de 2016

Derechos de Autor Reservados   

jueves, 7 de abril de 2016

HOLA AMIGO (Confidencias)



HOLA AMIGO
"No puedo escribir"
Capítulo I
Hola amigo ¡No puedo escribir! ¡Qué cosa rara!  No encuentro la palabra adecuada que  exprese  lo que siento, lo que pienso, lo que quiero. Es muy difícil contarle a alguien, como tú, que no existe en ningún idioma la palabra que necesito para poderte al tanto de lo que pasa hoy por mi mente. Es tan grande, tan infinito, tan hermoso, tan único que solo el silencio puede expresarlo.
 No te rías, no te enfades, y menos, me regañes. Ayúdame más bien, a inventar una palabra. La que necesito, tan grande y tan especial que  pueda meter en ella, toda esta revolución que hoy, así no más, está ocurriendo en mí. Y como te dije antes, quiero que conozcas todos los pormenores de esta nueva aventura. Si es que se le puede llamar así.     
¿Pero de que me extraño? Siempre ha sido así. Todo lo mío, es especial es raro, es único. Y para ti, solo un motivo de curiosidad  y claro, para escribirlo en tu revista.  No me digas esa, esta o  aquella, es la adecuada. ¡Qué va!... ya las he usado todas y mis sentimientos, no caben aquí, En este ratito contigo, te puedes dar cuenta. Compromisos, amor, desamor, sufrimiento, dolor, alegrías, promesas, sueños, sentimientos a flor de piel, que a última hora, sé que para  a ti, no son de tu interés y menos, importantes. Pero bueno, espero que me digas, si me puedes ayudar a escribir hoy, o a encontrar la palabra clave, que haga que entienda  todo lo que estoy viviendo.
Luego, seguimos hablando. Por ahora, seguiré buscando la palabra que necesito, (parezco haciendo un crucigrama) ja…ja… ja…     
Ahora, no me culpes, como siempre lo haces, Si hoy no termino mi trabajo es por eso… No encuentro como expresar, contar, definir lo que siento, lo que pienso lo que quiero. Nada más. Pero esto no te importa y como respeto tu libertad, sigue trabajando en lo tuyo, y yo, en lo mío. Pero ya te dije: no me copies ¿eh?
No sigo escribiendo. ¡No puedo hacerlo! No encuentro como expresar lo que estoy sintiendo. Voy en busca de esa palabra para expresar mis sentimientos y guardarlos, después de haberlos sentido y vivido.
Chao amigo y sigue tu escribiendo. Yo no puedo. 
Escrito el lunes, 5 de octubre de 2012

HOLA AMIGO
No sé cómo escribir
Capitulo II
Hola mi amigo: ¿No sabes? No sé cómo escribir. La otra vez te contaba que no encontraba la palabra adecuada para expresar lo feliz que me sentía. ¿Lo recuerdas? Ahora ni quiero escucharte. Solo te escribo para decirte que estoy triste. Ya sé, cuando vengas, como siempre corriendo hasta mí, me dirás, una y otra vez. “Te lo dije… Te lo dije. Pero tú nunca me haces caso”.
No te estoy pidiendo que  me remplaces y hagas mi trabajo. Es que no quiero ni verte. Sé que te  pondrás furioso conmigo y solo ahora, te puedo decir que tenías, que tiene, toda la razón y esto, me pone más triste. ¡Me pone furiosa!
Me rindo. He sido juguete del destino. Y como, cuando jugamos ajedrez. Siempre pierdo. Y estoy cansada  amigo, muy cansada y quiero que esta sea la última partida. No quiero luchar más. 
Tú sabes cómo lo amé. Tú sabes que lo extraño. Que no lo idealice. Pero aun así,  era mi sueño. Como si alguien superior  a nosotros mismo, lo hubiese esculpido en mi alma desde niña. Pero ahora el desencanto es total. El, ¡quien lo creyera! destruyo mi sueño mostrando el lado oscuro de su personalidad y quizás, gozando de su proeza de machista empedernido y me mostró que era, igual a aquellas estatuas con pies de  barro. ¿Las recuerdas? De las cuales, escribimos juntos ese artículo a cuatro manos,     
 No entiendo, porque tenía que sucederme esto. Tú bien lo sabes, que yo no quería, amar, ni ser amada, que mi felicidad era mía, y no dependía de que alguien me quisiera o yo quisiera. ¿Recuerda nuestras discusiones, las que siempre terminamos riéndonos? Hoy ni siquiera quiero discutir contigo.
Sí, soy rebelde como tú me dices. Si soy tal vez, soberbia, quizás, orgullosa. Si, en esto sí, tienes la razón. Soy muy orgullosa.
Pero aun así,  busco la felicidad de los demás y mi propia felicidad y esa luz es la que reflejo en mi vida. Esto es lo que tú  dices siempre, porque eres mi amigo. ¡Qué buen amigo eres!
Ahora, estoy sufriendo como una condenada. ¿Qué he hecho? Nada... Solo cometer errores.
No voy a escribir más hoy, estoy muy triste, demasiado triste y no quiero saber que pasará. Esta notita la encontraras en tu escritorio y mañana hablamos. ¿No te parece?
Hasta mañana querido amigo y no termines el trabajo por los dos.
Escrito el jueves 15 de  noviembre de 2012

HOLA AMIGO
¿Me quieres abrazar?
Capítulo III
Hola amigo: Estoy mal. ¿Me quieres abrazar? Hace unos meses no sé porque, estoy cometiendo  errores, y errores. Conocí a alguien y tú me dijiste: “No te acerques a él. No lo hagas. No te conviene”. Y, no lo creí. Ahora… Te doy toda la razón.
Cree sueños. Escribí historias. Me regalé esperanzas. Confíe en palabras.  Creí en un hombre. Pensé que era bueno. Pero no… ¡Todo fue mentira!  ¡Solo mentiras! ¿Qué nombre le puedo dar a mi propio engaño?
Tuviste y tienes toda la razón… No me convenía, no me conviene.
¿Sabes amigo? ¡Le conocí!  Primero su lado luminoso. Su lado bueno, su lado blanco y eso fue lo que me engaño. Luego su lado oscuro. Demasiado oscuro. Me ha sorprendido y te digo: Me falta conocerle más. Es una caja de sorpresas, pero de sorpresas malas. Una caja de “Pandora”. Donde cada pensamiento, cada una de sus actuaciones son oscuras.
Quiero descubrir su pasado. Quiero saber que se esconde en esa mente, que no sé, si simplemente es mala. Quiero debelar este misterio, donde lo bueno, lo espiritual y  lo místico, se confunde, con lo malo, con todo aquello, que es negativo, que es oscuro.
Sé que no me dejarás. Me dirás: “¡Basta…Basta!… ¡No más! Y si… Tienes razón. Esta historia, ha terminado y no debo abrir el libro en el cual, se escribió ya, la última página.
Siento temor. En mi carrera.  Es la primera vez que lo siento. No sé, qué se puede esperar de él. No sé qué pasará, al verse descubierto en ese juego extraño y ambiguo en que se mueve.
No me regañes. No te preocupes. No investigaré nada. Ya te lo he prometido.
Este es otro caso, como cualquier otro caso, de nuestro trabajo. Donde tu yo, tenemos que escribir sobre él y nada más. Lo olvidaremos. Ven… Está haciendo frío. Tomémonos un café.
Estar en tu compañía, es siempre reconfortante. Me siento tranquila y segura.
Escrito el viernes, 22 de diciembre de 2012
                    



HOLA AMIGO
Por fin volvemos hablar
Capítulo IV
Hola amigo por fin volvemos hablar. Todos estos meses que has estado lejos te he extrañado. Tu oficina cerrada, tus consejos, tu risa, tu mano tendida siempre para que me apoye en ella.
Mírame, estoy triste, no sé qué puedo hacer. Ya llega la primavera, no estaremos juntos, No estarás a mi lado.
Me voy a sentir tan sola, como estos meses que estuviste lejos. Gracias por admirar mi trabajo. ¿Verdad, que todo  ha quedado muy bien?
Pero bueno, no hablemos de nuestro trabajo. ¡Que gracias a Dios, lo realizamos!
No hubo ni una mala nota. Nuestras entrevistas, fueron todo un éxito. Tus artículos y los míos fueron  geniales. Tu viaje fue maravilloso y el mío, va hacer igual.
¿Me preguntas por mi vida? Ya te he contado algo y como siempre, de desacierto en desacierto.
  En todo caso, es una linda,  maravillosa historia, sin recuerdos, sin rencores. Sin amargura. He seguido como puedes ver todos tus consejos al pie de la letra. 
Ya no tienes porque enojaste.
¿Dime, por qué te enfadas tan fácilmente conmigo, cuando te cuento algo de mi vida?  Pareces celoso. ¡No me hagas reír! Toda una vida, hemos estado juntos, nos conocemos desde niños, y siempre me has querido y defendido como un hermano y nada más. Estudiamos juntos, trabajamos juntos y también, soñamos juntos y
Bueno amigo, me encanta que ya de nuevo estés en casa. Pronto todos los días, me corriges, me enseñas, me consuelas, me apoyas y yo, me siento feliz a tu lado. Será primavera y me iré como otras veces, pero estaremos juntos y no te preocupes, seguiré tus consejos. Cuídame la oficina y no mires mis correos. Otra vez te enfadaste. ¡Es una broma no más! Te quiero mucho nos vemos mañana. No, mejor vamos a tomar café, y escuchamos un buen rato música, la que nos gusta.  
Escrito el sábado 9 de  marzo de 2013

HOLA AMIGO
El reencuentro, la nueva oficina
CAPÍTULO V
¡Cómo pasa el tiempo! Hace año  y medio que nos separamos. Te fuiste, volviste y me fui yo.
Me fui en primavera y no volví. Me quede, me perdí en ese país mágico para mí. Y a mi regreso, tú no estabas, (Si conocieras mis pensamientos, ya sé que dirías) ¡No quiero imaginármelo!      
Ahora de nuevo estamos juntos, no te he visto, ni tu a mí.
Me gustar la nueva oficina. Es hermosa. Los jardines, el sol entrando por los grandes ventanales. ¡Quién diría! Que estamos suspendidos en el aire. ¡Cuarenta y ocho pisos! Me va a dar miedo. Pero no te lo diré. Sé que vas a estar  esperando que lo haga. Pero no. No  lo haré. 
Amigo, quiero verte. Quiero contarte todo lo que me ha pasado en este tiempo y que también, veas mi trabajo. No creas que he perdido el tiempo.
Nadie me ha dicho nada de ti. Ni yo he preguntado nada. Pero aun así, sé que fue tu idea remodelar nuestra oficina. ¡Subirla al cielo! El jardín en la terraza, el color blanco, con tonos azules y totalmente  minimalista. ¡Ya no es romántica! Pero aun así, es muy hermosa. Me gusta. Ya se cual será mi nuevo escritorio, el de la derecha. ¡Pero ni lo pienses! No te voy a darte la espalda. ¡Voy a cambiar esto ya!  Como siempre estaré frente a ti.  ¿Y los teléfonos? Eso ya lo soluciono. Sé que vendrás mañana y no tienes ni idea, que yo estoy acá. ¡La cambiaré! Le pondré unas cortinas, tan azules como el cielo, (esto le dará un toque romántico.) El escritorio lo volteare y quedaré de frente a ti, no dándote la espalda. Y los teléfonos estarán instalados. ¿De dónde sacaste esa idea? ¿Dos periodistas sin teléfono? 
¡Voy de sorpresa, en sorpresa! ¡Esto, es lo más fantástico que he viso en comunicaciones! Mi querido amigo… ¿Sabré manejarlo?  ¿Me enseñaras? ¿O me tengo que ir a estudiar? ¡Por algo, no tenemos teléfonos!
Pondré las cortinas y  es escritorio se volteara y nada más. Te lo prometo. Gracias por las rosas.  Mañana nos vemos. ¡Tengo tanto que contarte! Te quiero mucho y gracias por estar siempre a mi lado.

Escrito el lunes 27 de octubre de 2014

HOLA AMIGO
El reencuentro  II, por fin juntos
CAPÍTULO VI
¡Por fin juntos!  ¡Es tanto lo que tenemos que hablar, es tanto lo que tenemos que decirnos!
Es maravilloso tener un amigo tan especial como tú. Gracias por todas las sorpresas que me tenías. Ya sé que mi trabajo te gusto y a mí el tuyo. 
Pero… ¿Te gustará todo lo que te tengo que contar? Ya sé, por tus cartas, que nuevamente, no estás de acuerdo con algo que viví este año.
 No te ha gustado. Me dices, me repites, que, cuando voy a aprender. Que sufro, que  lloro, porque no sigo tus consejos.  Que por ser tan llevada de mi parecer, desde niña, me meto en unos líos que solo tú, los comprendes y me haces comprender. Que mi romanticismo, mi sinceridad, siempre es un arma de doble filo. Que me dejo llevar por mis sentimientos, por mis sueños y que siempre salgo sufriendo, llorando y  corriendo a buscarte.

Pero esta vez, no me regañes. ¿Quieres? ¿Qué puedo decirte? ¿Qué tienes la razón? ¿Que nunca te digo, que la tienes? Ahora, te pido que no me digas nada… Solo… que no me digas nada… Que me escuches, como cuando éramos unos chiquillos.
¿Cuánto hace que nos conocemos? Podemos decir, que "casi"  desde que nacimos…
Estudiamos juntos. Juntos, fuimos niños. Juntos, fuimos adolescentes y juntos trabajamos. Eres como otro hermano, sin serlo, ya que a ellos, no les cuento mis cosas. Ni ellos, me regañan como tú, ni son tan comprensivos como tú.
¡Tú eres tan especial amigo mío!   
Pero creí haber encontrado otro igual o parecido a ti y lo perdí. Me dolió mucho… mucho... Y no estaba contigo, para compartir mi dolor… Este año… ha sido duro muy duro… y no pudimos estar juntos.
 Fue como una nube blanca que me envolvió en invierno. En primavera me hizo soñar y… en primavera… lo perdí.
Fue una tragedia, tal vez, anunciada. Malos entendidos y una gran duda, que quedo en el aire, sin resolver. Y que hasta ahora, no se resuelve, no se aclara y duele mucho… mucho… El no habla ni yo tampoco.
Sí. Tienes la razón. Tengo dos salidas. Pronto haré alguna de las dos. ¡Pero qué bueno, si el, no hubiese interpretado tan mal, lo que paso! Un detalle tan insignificante, tan pequeño,  tan tonto, se volvió un alud de ¡tierra, de nieve o de lodo!  Sí. Tienes toda la razón. ¡Que poco me conoce, para creer que yo, pueda actuar así, como el piensa!
Amigo mío, estoy cansada. Vamos… La tarde está muy fría y quiero que juntos tomemos un café…
Eva
Escrito el viernes 21 de noviembre de 2014




Continuará dos años después 



DE NUEVO CON MI AMIGO

Capítulo V 

Aquí estoy de nuevo, contándote sobre mis pequeños o grandes problemas y tú, como siempre, me escuchas muy atento. Pero solo sonríes, al escuchar las sorpresas que la vida me da.
No hace nada, ¡Que ironía! Fui feliz... era una felicidad, que como un torbellino me envolvía y me hacía flotar en un mundo irreal de sueños y ensueños, que me hacía vivir algo que deseaba con toda mi alma. Ser su amiga, Encontrar en él, un gran amigo como tú. Que me escucharas, me consuelas y a veces, me regañas Pero eres mi amigo, mi confidente. Así quería que él lo fuera. Por no se pudo. Siempre íbamos en direcciones diferentes. No era como tú, que  sabes  escúchame y yo, me  refugio en ti.
Esta felicidad, era consecuencia de algo que no busque, que llego a mí, como llega la vida, o como llega la muerte, sin pedirse. A sí, simplemente, como llega el día, o como llega la noche. Y hoy, cuando, deseaba disfrutar, en mis pensamientos, cuando deseaba escribir todas las lindas sensaciones vividas, cuando esperaba construir un mundo especial, he recordado y me he estrellado de nuevo, contra el mundo.  
Ahora, no voy a fantasear. Voy hablar conmigo misma,  en un diálogo íntimo secreto y único.  Voy  a entrar, en la oscuridad de mi inconsciente, a  poner las cosas en claro, para encontrar la paz y la felicidad que mi alma necesita. Para poder  volver a vivir.
 Yo no pedí conocerlo. Ni a Dios, ni a la vida, ni al destino. A nadie le he pedido algo, y menos amistad o amor.
Sin amargura, aprendí a renunciar a todo, especialmente.  Y tú sabes bien, que mi soledad es mi amiga. Pero aun en mi mundo de fantasía, No he hallado mi sueño, ni tampoco, lo he buscado, con locura.
 Mis  sentimientos, o mis ilusiones, se pierden en el mundo fantástico, que sabes bien, me he inventado Mi vida, quedo vacía, los sepulté.  Las puertas, de esa sepultura, yo misma las cerré y decidí, no abrirla nunca más.
Pero llego. ¡Era  mi sueño! Y no puedo negar  que, fui  feliz. Fue un pequeñito chubasco de ¿otoño o de primavera? ¿Fue un regalo de Dios, o de la vida, o del destino?  No lo sé… pero fui feliz.  
Quiero un amor así. (Siempre lo quise. Grande Único). Tú eres mi  amigo y quiero, que  lo sigas siendo. Me escuchas, me consuelas, me corriges, cada vez que estoy en el camino equivocado. Yo quería que él, fuera así. "Mi  mejor, mi único y verdadero amigo" no para remplazarte. En ti, siempre, puedo encontrar, consuelo, apoyo. Siempre desde niños, ha sido así. Pero quería que el también fuera parte de mi vida, no por un momento, sino siempre, con él, quería compartir todo lo que pasaba en mi vida, triunfos, fracasos, alegrías. Sus tristezas y las mías,  todo lo bueno, o todo lo malo, que nos da vida.
Tú eres mi luz, al final de cualquier camino, pero también, quería que él lo fuera y que ese camino, lo recorriéramos los dos mientras tú, nos esperas al final. 
Sea como sea, fui feliz, muy feliz. Muy poco tiempo, pero creo que los dos, fuimos felices muy felices. Este será nuestro pequeño o gran secreto. ¡Y tú, solo me escuchas! Está bien, yo no trabajaré hoy. Adios.  
Eva
Jueves 14 de Abril de 2016

Derechos de Autor Reservados



sábado, 26 de marzo de 2016

LA ENTROPÍA DEL AMOR


HOLA MIS QUERIDOS AMIGOS:
Comparto con Uds. la alegría de poderles comunicar que he terminado mi nuevo libro, que tiene una particularidad, creo, que única. "Cada capítulo" (diez en total)  es uno de mis libros, escrito, en otro momento de mi vida.   Más, otros recientes, que no han visto la luz.
El libro se llama:
"LA ENTROPIA DEL AMOR"
Espero, que sea de su agrado y encuentren en
Él, la  ilusión y la belleza de su amor.
Dejándose transportar por el maravilloso caos del universo de nuestros sentimientos.
Es de Uds. y para Uds.
Eva.
Domingo, 27 de marzo de 2016








FELICES PASCUAS FLORIDAS

Felices Pascuas Floridas 


Hola Queridos Amigos:
Nuevamente empezamos un  tiempo feliz, de fiesta, de alegría.
Cada uno de nosotros, nos hemos encontrado con Dios, a nuestra manera.
Esperemos, confiemos, que siempre sigamos  así, muy cerca  de Él y entonces…nuestras vidas, serán unas Pascuas  eternas.
Un gran abrazo,

Eva


Domingo 27 de Marzo de 2016