Buhardilla

Buhardilla

Seguidores

jueves, 15 de noviembre de 2012

HOLA AMIGO II






HOLA AMIGO  II


Hola mi amigo: ¿No sabes? No sé cómo escribir. La otra vez te contaba que no encontraba la palabra adecuada para expresar lo feliz que me sentía. ¿Lo recuerdas? Ahora ni quiero escucharte. Solo te escribo para decirte que estoy triste. Ya sé, cuando vengas, como siempre corriendo hasta mí, me dirás, una y otra vez. “Te lo dije… Te lo dije. Pero tú nunca me haces caso”.

No te estoy pidiendo que  me remplaces y hagas mi trabajo. Es que no quiero ni verte. Sé que te  pondrás furioso conmigo y solo ahora, te puedo decir que tenías, que tiene, toda la razón y esto, me pone más triste. Me pone, ¡ furiosa!

Me rindo. He sido juguete del destino. Y como, cuando jugamos ajedrez. Siempre pierdo. Y estoy cansada  amigo, muy cansada y quiero que esta sea la última partida. No quiero luchar más. 

Tú sabes cómo lo amé. Tú sabes que lo extraño. Que no lo idealicé. Pero aun así,  era mi sueño. Como si alguien superior  a nosotros mismo, lo hubiese esculpido en mi alma desde niña. Pero ahora el desencanto es total. El, ¡quien lo creyera! destruyo mi sueño mostrando el lado oscuro de su personalidad y quizás, gozando de su proeza de machista empedernido y me mostró que era, igual a aquellas estatuas con pies de  barro. ¿Las recuerdas? De las cuales, escribimos juntos ese artículo a cuatro manos.
      
 No entiendo, porque tenía que sucederme esto. Tú bien lo sabes, que yo no quería, amar, ni ser amada, que mi felicidad era mía, y no dependía de que alguien me quisiera o yo quisiera. ¿Recuerda nuestras discusiones, las que siempre terminamos riéndonos? Hoy ni siquiera quiero discutir contigo.

Sí, soy rebelde como tú me dices. Si soy tal vez, soberbia, quizás, orgullosa. Si, en esto sí, tienes la razón. Soy muy orgullosa.

Pero aún así,  busco la felicidad de los demás y mi propia felicidad y esa luz es la que reflejo en mi vida. Esto es lo que tú  dices siempre, porque eres mi amigo. ¡Que buen amigo eres!

Ahora, estoy sufriendo como una condenada. ¿Qué he hecho? Nada... Solo cometer errores.

No voy a escribir más hoy, estoy muy triste, demasiado triste y no quiero saber que pasará. Esta notita la encontraras en tu escritorio y mañana hablamos. ¿No te parece?

Hasta mañana querido amigo y no termines el trabajo por los dos.

Tú amiga,  

Eva  


Jueves, 15 de Noviembre de 2012


1 comentario:

  1. Una bella nota es la que dejas, donde se expresan todos los sentimientos de decepción y y a la vez de melancolía.
    Bueno es tener un amigo para descargar las emociones de cualquier tipo.
    Un gusto pasar por tu escrito Eva.
    Besos.

    ResponderEliminar