Buhardilla

Buhardilla

Seguidores

jueves, 8 de noviembre de 2012

OTRA CARTA DESPUÉS DE LA ÚLTIMA




OTRA CARTA, DESPUÉS DE LA ÚLTIMA 
DEL LIBRO
 "CARTAS QUE NO LEERÁS"




SEGUNDA CARTA DESPUÉS DE LA ÚLTIMA (XIII)


(11.55 DE MI NOCHE 5.55 DE TU MAÑANA



Noviembre 8:
Estaré muy pronto, en el mismo lugar y en el mismo momento de mi pasado en que te cree, donde te encontré, donde mi imaginación te dio vida y donde comencé a amarte. 

No sé qué puedo decirte o decirme. Solo sé que estoy triste, muy triste. Que llegó el momento, como otros momentos, (Que hemos vivido) que tengo que dejarte partir sin decir nada.  Nada… Solo puedo dejarte ir y ver como avanzas por el camino que ya si, y para siempre, te aleja de mí, definitivamente.

Ya tu imagen, tu figura, tu voz, el amor que dijiste tenerme y mi amor, ya se han perdido en el ocaso de mi vida. La oscuridad de la noche empieza y con ella, llega el olvido. Tu muerte fue prematura. Nuestra relación fue casi siempre, por no decir siempre llena de escollos. Todos, creados o inventados por los dos.   Nos trajo,  más lágrimas que risas. Fue triste… Pero infinito.

Y mi sueño de niña, de adolescente  de mujer, de ahora. Se quedó en eso. En un sueño. Solo un sueño que en este momento, como a ti, lo sepulto, lo termino…

No te idealicé… Cuando te invente, cuando te soñé. Te cree, con muchas  cualidades, pero también, con muchos defectos. Exacto a mí, pero muy diferente. Y cuando llegaste, cuando te conocí, cuando vi que eras real, fui feliz y le dí gracias a Dios y a Él, te entregué. Pero no fue posible. No fui feliz.

 Dios, no lo permitió.  Ahora, ya estoy dispuesta a no sufrir más y te dejo salir de mi pensamiento, de mi vida, y de mis recuerdos.

Creo que ya comienza la curación de mi alma y con ella, llegará poco a poco la tranquilidad y la felicidad que deseo.

Estoy tranquila y te digo adiós.
Mar

     
      

2 comentarios:

  1. Hola Eva. Has escrio una carta preciosa, dulce y llena de sentimiento, con sencillez y expléndidamene expresada.
    Realmente me ha encantado.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Hola, Eva Margarita:
    También tuve un amor que se fue para siempre Tengo un haikú para él bajo el título de Haikús para un amor que partió un día de enero. Fue terrible, desolador. Me identifico muchísimo con tus cartas, pero ésta me toca de manera profunda. Creo, que como dices,
    "Estoy tranquila y te digo adiós", es sólo producto de que Dios creó el tiempo como el gran bálsamo que te permite decir esas palabras. Y es más: permite, también abrir las puertas a nuevas ilusiones, sin olvidar las pasadas.
    ¡HERMOSISIMO, FELICITACIONES!

    Abrazos agradecidos,

    Myriam

    ResponderEliminar